NOTICIAS

Con un reloj de arena imaginario, haciendo caer cada grano como un minuto que acerca el tiempo, así empezaron a vivir directivos y trabajadores del Flash de Monterrey el tiempo que falta para el inicio de la temporada de la Major Arena Soccer League, donde su primer Campeón tratará de refrendar su corona.

El inicio este lunes del montaje de la cancha en su totalidad, para su mantenimiento y asignación de espacios para los patrocinadores, el equipo regio inició formalmente el camino hacia el retorno a los grandes escenarios del fútbol rápido profesional de Estados  Unidos, Canadá y México.

“Hoy hemos instalado por primera vez desde hace 2 años, nuevamente la cancha sintética donde nos coronamos en el 2015, con la finalidad de darle el mantenimiento necesario y que esté en óptimas condiciones para el próximo domingo 5 de noviembre cuando nuevamente empiece a rodar el esférico en el majestuoso escenario de la Arena Monterrey”, informó Gerardo Guerra Lozano, Presidente del equipo regio.

Será por espacio de 2 días, que la cancha estará montada para quedar completamente restaurada y volver a instalarse en las vísperas de la ceremonia inaugural que se espera esté llena de grandes sorpresas informó la directiva del Flash de Monterrey.

Hasta el momento, previo a las labores realizadas este lunes, en el coloso de la colonia Obrera, la escuadra regia ha realizado la contratación de algunos de los jugadores que integrará su plantilla así como el de su director técnico, el argentino Mariano Bollella.

“Es un trabajo dividido en varias etapas, por un lado la contratación de jugadores y cuerpo técnico, por otro la integración de los patrocinadores así como la de las instalaciones, aunado a otros más que nos llevarán a formar un equipo con mucha calidad que saltará en busca de un nuevo campeonato para satisfacción de nuestra afición”, comentó Guerra Lozano.

Por lo pronto la “experiencia Flash de Monterrey” continúa con la cuenta regresiva conforme los granos de arena van llegando a su fin, para acercar el momento de hacer explosión junto con afición al escuchar el silbatazo inicial.

Fuente: El Horizonte